Arenas blancas y agua turquesa no es algo que solo puedes encontrar en el caribe. Bahía inglesa te invita a la relajación a tal punto que te sientes alejado del mundo.

Sorpréndete con la magia costera enclavada en medio del desierto más árido del mundo. Es todo un espectáculo que no te puedes perder. Es que Bahía inglesa entrega opciones para todos los gustos. Si disfrutas de los deportes acuáticos, puedes deleitarte con el suave viento elevándote por encima del mar en tu Kitesurf. Si tu plan es viajar con familia, disfruta de las playas tranquilas sin oleaje especiales para niños.